IU denuncia ante la Inspección Provincial de Trabajo al grupo Telestant

El Coordinador Local de Izquierda Unida Palencia, Pedro Solaeta Gómez, en representación de ésta organización, ha presentado en la Inspección Provincial de Trabajo una denuncia contra las empresas del grupo Telestant, CASTILIAN ENTERPRISE UNION S.A. e  INVERSIONES 2012 INTELIGENCIA DE NEGOCIO S.L., con centro de trabajo ambas en Palencia, Plaza San Miguel, 3, solicitando la actuación de esa Inspección en relación con una serie de irregularidades y abusos que ambas vienen ejerciendo sobre los derechos de los trabajadores que prestan sus servicios en esas instalaciones.

            Se denuncia entre otras cosas, la imposición empresarial a todos sus trabajadores desde la declaración del Estado de Alarma de la firma de un supuesto “acuerdo” para teletrabajar en el que se confunde intencionadamente el teletrabajo con el contrato de trabajo a domicilio.

teleoperador

 

            Acuerdo lleno de cláusulas abusivas entre las que se incluyen:

        La obligación de que cada trabajador/a aporte su propio equipo informático y conexión a la red y el derecho de la empresa a “acceder a los dispositivos utilizados para el teletrabajo”

        La responsabilidad del trabajador/a del mantenimiento de su equipo informático y conexión a internet, y el derecho de la empresa a no abonar las horas no trabajadas en caso de que el equipo o la conexión falle

        El derecho de la empresa a: fijar el horario del trabajador/a e incluso cambiarle de turno; controlar la actividad, monitorizar sus equipos de trabajo e incluso acceder a los mismos en remoto (esto es, “entrar” en el ordenador personal que el/la trabajador/a utilice para teletrabajar y por tanto a todo su contenido)

Denunciamos además la imposición empresarial del disfrute de vacaciones al personal que no pudiera teletrabajar, una vez que con fecha 2 de junio dio por finalizado el ERTE por causa de fuerza mayor y hasta el 8 de junio en que una parte de la plantilla se ha incorporado al trabajo presencial.

            Y respecto a la vuelta al trabajo presencial, hemos denunciado la ausencia de limpieza y desinfección en los puesto de trabajo, la falta de la debida distancia entre trabajadores/as, a pesar de que aún son pocos quienes se han incorporado al trabajo presencial pues la mayoría sigue teletrabajando –asumiendo los costes que la empresa se está ahorrando- y la falta de medidas higiénicas básicas como: dotar de mascarillas a los y las trabajadores/as que han de llevarlas de casa, o cambiar los auriculares o al menos las almohadillas para los turnos de mañana y tarde.

Denunciamos además la confusión de plantillas existente, pues ambas empresas comparten al parecer instalaciones y coordinadora, confundiéndose el personal de ambas –y desconocemos si de alguna otra empresa más- y obedeciendo todos ellos/as las órdenes de una misma persona al cargo (la denominada coordinadora).

Por último pero no menos importante, hemos denunciado que en las instalaciones sitas en la Plaza San Miguel, no se ha adaptado el acceso a los aseos, de forma que las personas en silla de ruedas que allí trabajan han de acudir al cuarto de baño siempre acompañadas de otra persona, pues la “rampa” de acceso es un palet que se mueve y por el que es imposible hacer subir una silla de ruedas sin ayuda, una situación a todas luces no solo ilegal sino que atenta contra la dignidad de las personas con discapacidad.

            Esperando que la actuación inspectora ponga fin a tantas irregularidades y abusos, seguiremos informando del resultado de esa actuación.

 

 

Abrir chat