Por una Sanidad Pública y Universal

ugcCon el pretexto de la preocupante situación económica global y la ofensiva neoliberal hacia la destrucción del modelo social, el Gobierno español …

… y nuestra Comunidad Autónoma, están procediendo a la fragmentación y desestabilización del sistema sanitario público, argumentando que sus medidas se orientan a garantizar su sostenibilidad, e introduciendo fórmulas nueva formas de gestión,  que no son sino formas de privatización encubiertas. Las Unidades de Gestión Clínica que pretende implantar la Junta de Castilla y León son fiel reflejo de esta deriva privatizadora.

La promulgación por el Gobierno de España del Real Decreto 16/2013 supuso una auténtica contrarreforma del Sistema Sanitario, que elimina el derecho a una sanidad universal y equitativa, vulnerando la Ley General de Sanidad, además de poner barreras al acceso a los servicios como ocurre con la introducción del llamado repago o con la importante reducción de la oferta de servicios sanitarios del sistema sanitario público, sin olvidar las restricciones aplicadas en la atención socio-sanitaria como consecuencia de los recortes aprobados en materia de la Ley de Dependencia.

Por otro lado, la Junta de Castilla y León ha aprobado el Decreto 57/2014, de 4 de diciembre, por el que se regula la constitución y funcionamiento de Unidades de Gestión Clínica del Servicio de Salud de Castilla y León, con el que se abre la puesta a la implantación de estas unidades de gestión en nuestra Comunidad.

Consideramos que este sistema de gestión es  una vía abierta hacia la privatización de los servicios de salud. Introduce criterios de competencia y de mercado, que pueden prevalecer sobre criterios clínicos; propicia la fragmentación del sistema en centros y unidades ; favorece la competencia entre centros frente a la cooperación que es clave en la continuidad asistencial; rompe con los criterios básicos de la gestión pública en sanidad, que se fundamenta en la necesidad de orientarse en la consecución de niveles de salud de todos.

Además, estas propuestas se están haciendo de espaldas a la población. El desarrollo de UGC vuelve a obviar esta realidad, al dejar en manos de administradores y profesionales decisiones que tienen implicaciones sobre el conjunto de la ciudadanía. Las y los profesionales de la salud deben tener un papel de asesoramiento de los proyectos y propuestas que se hagan sobre el sistema sanitario, pero tampoco conviene olvidar que progresivamente se han ido eliminando organismos de participación social y profesional en los diversos ámbitos.

Este proceso, junto a otros ya iniciados, ponen en  riesgo de que el sistema sanitario público universal, accesible, redistributivo y de alta calidad, sea desmantelado, como consecuencia de las políticas de recortes y de privatización de centros, vulnerando  la propia legislación española y las recomendaciones de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud.

Por todo ello, se eleva al Pleno esta MOCIÓN, en la que se proponen las siguientes ACUERDOS:

  1. Rechazar la implantación de la Unidades de Gestión Clínica en el Hospital Río Carrión y en el Hospital San Telmo, tanto en el servicio de Urgencias, como en cualquier otro servicio.
  2. Solicitar a la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León que se dote de mayores recursos, tanto humanos como materiales, al Complejo Asistencial de Palencia y a los Centros de Salud de Palencia y comarca.
  3. Exigir que se dé la información de los recursos destinados a sanidad en los últimos años, tanto a representantes políticos como sociales. Que se explique públicamente los planes que la Gerencia pretende implantar, las razones que conducen a tomar esa decisión, así como el presupuesto global en materia sanitaria que destina la Junta de Castilla y León a la ciudadanía de Palencia.

Dar traslado de esta Moción a la Consejería de Sanidad de la Junta y a las Cortes de Castilla y León.

Abrir chat